Las ideas más originales para organizar una boda

Organizar una boda requiere conocer los puntos que la hagan perfecta - Busup - Viaja en bus a tu medida

Una boda es un día que jamás se olvida. Una cruz marcada en el calendario con una gran lista de expectativas tanto para los protagonistas de la celebración como para los invitados, que buscan emocionarse, pasarlo bien y vivir momentos únicos.

Organizar una boda no debe ser un dolor de cabeza. Cada vez más los enlaces poco convencionales, personalizados y totalmente originales están ganando terreno a las ceremonias más clásicas. Si estáis inmersos en los preparativos de vuestro gran día, es posible que ahora mismo tengáis una sobrecarga de información, un cúmulo de ideas entremezcladas en la cabeza y toda una serie de preguntas sin respuesta: ¿Qué estilo debe tener nuestra boda?, ¿Qué no queremos hacer a toda costa?, ¿Cómo nos vestimos?…

No tengáis miedo en proponer una ceremonia única y diferente, porque no solo existe un camino hacia el éxito. Todos los aspectos en una boda pueden personalizarse, es más, cualquier detalle o elemento personalizado destacará por su originalidad. Así pues, es primordial definir lo que queréis hacer y buscar cómo podéis conseguirlo.

Organizar una boda con los detalles más originales

 

  1. Un lugar de ensueño

 

Tu boda debe celebrarse en un lugar mágico. La infraestructura, las vistas o la decoración deben ser partes de un mismo todo que contribuya a la creación de un paisaje único. No hace falta ir al corazón de la playa más paradisíaca del Caribe para encontrar un lugar de ensueño. Más cerca de lo que piensas puedes encontrar el sitio ideal para tu enlace. No te preocupes por el transporte de los invitados: alquila un bus, que solucionará todos los problemas que puedan tener para llegar o para irse. ¡Elige el tamaño del bus, la ruta y los horarios a tu medida! Los asistentes a tu ceremonia podrán disfrutar del banquete sin pensar si tienen el coche bien aparcado o controlar todo lo que coman o beban para poder coger el coche después.

 

  1. Una boda temática

 

Si lo que buscáis es un día diferente e inolvidable desde el primer momento, no tengáis reparos en organizar una boda temática. Es fácil: pensad en algo que ambos compartáis u os defina como pareja. Puede ser una película, una afición, una ciudad, un lugar, un sueño… Una vez tengáis la idea en mente, solo necesitaréis plasmarla en cada detalle de vuestra boda. Así la decoración del enlace tendrá un tema y un estilo definido. Podéis aplicarlo a invitaciones de boda, el look de ambos, el banquete, la ceremonia previa o en la fiesta. ¡Vuestro sí quiero tendrá un protagonista absoluto! Además, podéis iluminar vuestra boda al aire libre con ideas más que románticas: colgad de los árboles cintas o lazos y velitas de té en posa velas o atad un sinfín de globos. ¡El resultado será de película!

 

  1. Un menú a la altura

 

El menú debe embelesar a vuestros invitados. Si como pareja os caracteriza una vida sana y un estilo de vida concienciado con los animales y el medio ambiente, ¿por qué no plasmarlo en los platos que se degustarán en el enlace? Tiene todo el sentido del mundo celebrar una boda en base a los mismos principios que están presentes en vuestra rutina diaria. Podéis sorprender en el banquete con un menú ecológico, vegetariano o vegano. Tampoco perdáis la ocasión de dar un toque de personalización a la mesa: servilletas personalizadas para la ocasión o servilletas decoradas con tiras que contengan un texto especial, como por ejemplo la historia que hay detrás de la decisión de compartir toda una vida juntos.

 

  1. Un photocall único

 

Crea un photocall para que los asistentes se fotografíen durante la fiesta con todo tipo de disfraces y atrezos. Serán imágenes que tendrán para siempre y con las que podrán rememorar el evento. ¡La diversión estará garantizada! Tanto los fondos simulando paisajes, calles o playas como los complementos -marcos, bigotes, diademas, gafas o gorras- podéis adquirirlos en tiendas especializadas del sector o bien alquilarlos especialmente para el día de la boda. Seguro que el fotógrafo que contratéis os podrá asesorar bien.

 

  1. Colchonetas e hinchables

 

Para los más pequeños y para los no tan pequeños. Es una magnífica idea instalar hinchables o camas elásticas donde se celebre el banquete. Los niños podrán jugar juntos e incluso en algunos casos podrán conocerse y los adultos se podrán echar unas risas cuando la noche vaya degenerando en una gran fiesta tal y como la ocasión lo merece. Tus familiares y tus amigos alucinarán por completo cuando vean un castillo hinchable. Es un auténtico must para tu enlace.

 

¿Estáis interesados en proporcionar una experiencia inolvidable a los invitados de vuestro enlace? ¿Estáis buscando la forma más cómoda, rápida y segura para el desplazamiento de los asistentes? Descarga la app de BusUp, establece tus preferencias y recibe tu presupuesto sin compromiso. Alquila tu bus… ¡y que vivan los novios!

 

Busup: tus viajes a medida

Leave a reply