Las mejores estrategias para atraer y retener talento en la empresa

Claves para retener talento en la empresa - Busup - Viaja en bus a tu medida

Uno de los retos de cualquier empresa es reconocer y retener el talento, una tarea destinada principalmente al departamento de recursos humanos. El diseño, la implantación y la ejecución de una estrategia que tenga el objetivo de retener el talento de una empresa no es una labor sencilla, aunque no imposible.

La retención de talento no solo consiste en ofrecer un sueldo superior al que un trabajador puede aspirar en otra empresa. El dinero no lo es todo. Tampoco debe ser una opción principal para garantizar la continuidad de una persona en la compañía el ofrecimiento de comodidades en calidad de ocio, bienestar para sus familias o el acondicionamiento del centro trabajo de un determinado modo. Estos aspectos, que pueden ayudar en un primer momento, a la larga resultan ineficaces.

A continuación, encontrarás una serie de consejos para que tu empresa se diferencie del resto y para que tus empleados tengan motivos -más allá del dinero y los lujos- para seguir perteneciendo a tu empresa.

Los 5 puntos clave para retener talento en la empresa

 

  1. La búsqueda de talento

 

No hay nada más importante que reconocer el talento y saber ponerlo en sintonía con los objetivos de una empresa. El diccionario ofrece una visión muy gráfica sobre lo que es: especial capacidad intelectual para aprender cosas con facilidad o para desarrollar una actividad con mucha habilidad. Sin embargo, tampoco podemos olvidar la relación que se establece entre talento y potencial. Este último es la posibilidad que tiene una persona para progresar y para adquirir habilidades y conocimientos que pueden ser de gran utilidad en un futuro.

 

  1. El reclutamiento

 

Cuando tengas claro el perfil que necesitas, es el momento de diseñar una comunicación clara, honesta y que denote estabilidad en el tiempo. El reclutamiento de talento joven es importante para añadir valor a tu empresa: ten presente que romper moldes es la clave. La base de una relación laboral se establece en el primer contacto, por lo que es necesario un análisis minucioso de cómo el candidato entra a formar parte del proceso de selección o cuál es la oferta que la empresa está dispuesta a hacerle.

 

  1. Un buen ambiente laboral

 

Los primeros días de un trabajador en una empresa son fundamentales para proporcionar desde el primer momento un buen ambiente laboral. La empresa debe dar una imagen accesible, profesional y enérgica, una tarea que se debe entrenar día tras día entre todos los miembros de la plantilla. Como uno de los responsables de la compañía, tienes la obligación moral de interesarte continuamente por el estado emocional y las necesidades de los empleados con el fin de que puedan trabajar en las mejores condiciones. La mejor manera de estrechar lazos es realizar actividades fuera de la oficina: eventos, excursiones, reuniones… El lugar o el transporte no son un problema hoy en día. El alquiler de buses ofrece la posibilidad de tener un transporte diseñado a las necesidades de tu empresa y al evento que hayáis diseñado: los horarios, el tamaño del bus o el desplazamiento no serán un problema. Una empresa rentable y competitiva es la que toma nota de todos estos aspectos para someterlos después a una rigurosa evaluación. Un gran volumen de información garantiza crear un ambiente laboral cómodo para todos los integrantes de la empresa.

 

  1. La conciliación vida laboral y personal

 

Aquí encontramos uno de los puntos más importantes para retener el talento: la conciliación de la vida laboral y la vida personal. No podemos fidelizar a los trabajadores si no damos motivos para ello. Si las instalaciones de la empresa no están bien comunicadas con ningún transporte o llegar en coche implica hacer frente a gran cantidad de desventajas -atascos, altos costes o peajes-, es más difícil esta conciliación e incluso es una circunstancia que puede afectar al estado emocional y de bienestar a los empleados. El transporte compartido es una opción más que eficiente para reducir el impacto negativo de estos desplazamientos largos facilitando la optimización del tiempo de los empleados. El teletrabajo también es una tendencia en alza que favorece tanto a empresa como a trabajador: está comprobado que puede aumentar la productividad entre un 10 y un 30% y el empleado puede destinar más tiempo a su vida personal o familiar. La flexibilidad horaria también es algo que valoran los trabajadores. En este sentido, la meta es sencilla: retener el talento satisfaciendo necesidades reales del personal.

 

  1. Crecimiento profesional

 

Este apartado es uno de los más importantes. Es la posibilidad de una empresa para ofrecer un margen de crecimiento profesional a un trabajador. Un gran número de personas abandonan una empresa porque no pueden ascender o progresar dentro de la misma. Es por eso que es conveniente trazar un itinerario profesional mediante el cual los integrantes de la plantilla puedan crecer. También es cierto que siempre habrá un límite, aunque tampoco podemos obviar la capacidad que puede tener una empresa para expandirse y explorar nuevas opciones de mercado que la completen o favorezcan su crecimiento. Un contexto perfecto para la retención de talento es el crecimiento paralelo y simultáneo de empresa y trabajadores.

¿Preparado para no dejar escapar el talento de tu empresa? Fortalece vínculos creando un evento para conocer en profundidad a tus trabajadores. ¡Contacta con BusUp para contratar un bus que facilite el éxito de la actividad que tienes en mente!

 

Busup: tus viajes a medida

Leave a reply