¿Por qué los empleados quieren empresas sostenibles?

empresas sostenibles

El cambio climático y la pérdida de biodiversidad en el planeta son, según el informe de la encuesta El mundo en 2030 realizado por la UNESCO, la mayor preocupación para el 67% de la población mundial. El dato demuestra que, hoy más que nunca, la sociedad es muy consciente de los desafíos a los que se enfrenta el mundo para construir un futuro de paz y prosperidad.

El acceso al trabajo y al desarrollo profesional brindaría “un ingreso justo y digno, condiciones seguras, seguridad en el lugar de trabajo, igualdad de oportunidades, no discriminación y libertad para expresar inquietudes, organizarse y participar en las decisiones que afectan la vida de los empleados y bienestar” | El Mundo en 2030

A nivel nacional, un 83% de los trabajadores españoles cree que sus empresas deberían centrarse más en los problemas sociales y medioambientales, según el Informe Entornos de Trabajo Sostenibles 2021 de Epson. El estudio también recoge el deseo del 71% de los empleados de que el equipamiento del que disponen sea duradero, energéticamente suficiente “o que, como mínimo, permita reducir los residuos”.

 

La sostenibilidad, factor de orgullo para los empleados y de éxito para las empresas

La sostenibilidad es relevante para el trabajador y para el mercado. El informe de Epson destaca que esta, además de marcar el rumbo hacia el éxito de las empresas, es decisiva para cumplir con las expectativas de los clientes y empleados. Las compañías que no adopten un nuevo modelo basado en la sostenibilidad, la economía circular y la responsabilidad se encontrarán con muchas dificultades para continuar en el mercado.

¿Por qué entonces no se desarrollan más estrategias empresariales basadas en modelos sostenibles?

En la Divides and Dividens: Leadership Actions for a More Sustainable Future, encuesta realizada por la firma Russell Reynolds, se analiza hasta qué punto los directores ejecutivos están preparados para generar un cambio duradero tanto para las personas como para el planeta y las ganancias. Entre las principales conclusiones del informe destaca la brecha entre lo que los directivos dicen que hacen en materia de sostenibilidad y lo que los empleados perciben realmente.

El 55% de los directivos afirma que su organización cuenta con una estrategia de sostenibilidad en marcha, pero solo el 25% de los empleados está de acuerdo.

Otro dato que llama la atención de la encuesta es que para los altos directivos la sostenibilidad es más una cuestión de reputación que hay que gestionar que como un recurso para el crecimiento y la creación de valor. ¿Está entonces la marca por encima del compromiso social y medioambiental?

 

¿Qué opinan los empleados sobre la sostenibilidad de sus empresas?

Los trabajadores de oficina son más proclives a abandonar las empresas que no realizan prácticas comerciales sostenibles. Además, es muy probable que hablen de sus experiencias en foros públicos, convirtiendo los problemas internos de una compañía en daños a su reputación externa. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por HP sobre sostenibilidad en el trabajo.

Para los empleados es igual de malo ignorar la sostenibilidad en el trabajo como no atender a la diversidad o la inclusión.

De hecho, desde los departamentos de Recursos Humanos son conscientes de que el carácter sostenible y la responsabilidad social de las empresas son factores decisivos para retener y atraer el talento. Para las nuevas generaciones, el respeto al medio ambiente es uno de los valores más importantes que deben tener las empresas. Fomentar fórmulas mixtas y limitar los viajes y reuniones que exijan desplazamientos cuando sea posible o adoptar medidas de eficiencia energética y gestión de residuos deben formar parte del compromiso empresarial con el medio ambiente. Si los valores corporativos coinciden con los valores personales del trabajador, el compromiso de este con la empresa aumentará de forma notable.

 

Beneficios de la sostenibilidad empresarial

Una empresa sostenible beneficia al medio ambiente y a la comunidad. Pero también ayuda a construir una imagen de marca muy valiosa de cara al exterior. Las ventajas para la compañía son muchas, entre ellas destacamos:

  • Reducción de costes a través de la economía circular (reutilización de materiales ya existentes), con sistemas de iluminación más eficientes o usando energía solar.
  • Reputación de la empresa. La sociedad está preocupada por el deterioro del medio ambiente y una compañía sostenible está lanzando el mensaje a su comunidad de que se preocupa por algo más que ganar dinero.
  • Atracción de nuevos talentos, nuevos clientes y también nuevos inversores, ya que el impacto de la empresa es positivo en la sociedad.
  • Satisface la demanda de los consumidores, cada vez más preocupados por el impacto medioambiental de los recursos que consumen.

 

¿De qué forma puede una empresa ser más sostenible?

Existen muchas formas de convertir a una empresa en una compañía sostenible. Además de reciclar los materiales empleados o apostar por la digitalización de ciertos procesos, existen acciones que impactan directamente en el trabajador y en la relación de este con la empresa:

  • Desplazamientos ecológicos. Utilizar el bus de empresa o los transportes alternativos no contaminantes (monopatines, bicicletas, etc.) beneficia tanto a la empresa como a los trabajadores. Su nivel de estrés disminuye al no tener que sufrir los problemas que genera el desplazamiento en coche particular y al mismo tiempo aumenta su productividad en el trabajo. 
  • Fomentar el trabajo a distancia. Una solución que ya se puso en práctica con la llegada de la Covid-19 y con la que se demostró que se reducían las emisiones de CO2 al no haber tantos desplazamientos. 
  • Comités de sostenibilidad. Estos son una forma de reforzar la cultura de la sostenibilidad en el trabajo, ya que los propios empleados son los encargados de transmitir a sus compañeros las posibles acciones que ayuden a la empresa a ser sostenible.

 

La responsabilidad de las empresas para acabar con los problemas del cambio climático es innegable. Su permanencia en el mercado y su éxito comercial dependen en gran medida de las políticas que adopten en materia de sostenibilidad. La sociedad las demanda y también sus trabajadores, que ven con preocupación cómo los recursos naturales se están agotando y como se acaba con la biodiversidad.

La sostenibilidad empresarial es importante para la fuerza laboral y existen muchas formas de materializarla: desplazamientos ecológicos, fomento de la cultura sostenible entre los integrantes de la plantilla, espacios de reciclaje, etc.

Escribe un comentario

Suscríbete al blog